info@garcigas.es

El aparato de aire acondicionado ideal para tu vivienda

Con la ola de calor que sufrimos todos los años en España, es cada día más impensable vivir sin aire acondicionado, es por ello que mucha gente llegadas estas fechas comienza a mirar modelos, pero sin saber muy bien qué se va a encontrar. Al pensar en una máquina de climatización lo primero que nos viene a la mente son los aparatos colgados en la pared formalmente conocidos como splits de pared, pero estos son una parte de todos los modelos que hay. Es por ello, que vamos a explicar unos pequeños criterios a seguir para elegir nuestro aire acondicionado.

 Lo más común es no saber diferenciar los tipos de aparatos que existen, por ello solemos precipitarnos con nuestra elección habiendo una mejor amplia gama de productos (nuestros expertos sabrán aconsejarte y darte la mejor opción para tus necesidades). Los principales son:

  • Split de pared: El split de pared es uno de los equipos de aire acondicionado más populares en la gama de hogar porque ofrece una gran versatilidad a la hora de instalarlo y no requiere la realización de obras complejas en la estancia donde vamos a colocarlo. Es recomendado usarlo para viviendas ya construidas en las que no se va a realizar reforma y no tienen falso techo. Se podrán poner tantos como habitaciones o estancias tengas.
Ejemplo de instalación de split
  • Split de conductos: El funcionamiento del aire acondicionado por conductos, también llamado aire acondicionado centralizado es muy simple. Este tipo de sistemas, generalmente están compuestos de una unidad interior que se conecta a una red de conductos y que, generalmente se instala en el falso techo y permanece oculta a la vista, y una unidad exterior. Es el más recomendable para obras de nueva construcción o viviendas que disponen de un falso techo.
Ejemplo de instalación de conductos
  • Cassete: El aire acondicionado cassette es un tipo de máquina que está diseñada para instalarse en los falsos techos, de manera que tan sólo se vea una consola en el mismo quedando así una instalación muy estética y apenas visible a vista. Se suele instalar centralizado en la estancia ya que distribuye el aire a 360º, es decir en todas direcciones. Su uso es muy común en oficinas y bajos comerciales.
Ejemplo de instalación de cassete
  • Fancoils: Estos funcionan como los Split de conductos, pero son usados mediante un equipo de aerotermia híbrida, la cual funciona para calefacción, ACS y climatización. Es muy recomendada para obras de nueva construcción por su bajo consumo, aunque no se obtienen temperaturas tan bajas como con los otros sistemas.
Fancoils

Estos son los principales tipos para uso doméstico, aunque existen otros modelos menos comunes.

Una vez elegido el más recomendable para nuestras necesidades necesitaremos saber la potencia frigorífica que tendrá que tener el aparato. Esto irá en función de los metros cuadrados a climatizar. Para hacernos una idea, en un Split de conductos con una superficie de 85 m2, tendremos que instalar un sistema con una potencia de 9000 frigorías. ¿Qué son las frigorías? Es la medida que usamos para medir la potencia frigorífica, y cada frigoría equivale a unos 0,86 KW. Es decir, nuestras 9000 frigorías son unos 7,74 KW.

Varios ejemplos:

  • 60-70 m2 à 6500 frigorías.
  • 70-80 m2 à 7500 frigorías.
  • 80-90 m2 à 9000 frigorías.
  • 90-110 m2 à 10000 frigorías.

En caso del Split de pared o el cassette sería lo mismo, pero en este caso al ser solo una estancia los m2 y por lo tanto la potencia del aparato serán menores. En caso de que sean demasiados m2 se tendrá que recurrir a varios splits o varios cassettes, los necesarios para llegar a la potencia requerida.

Sabiendo ya nuestro tipo y la potencia requerida, solo nos faltaría elegir la marca. Aquí nos podemos volver locos, pues hay una gran cantidad de ellas. Nuestras recomendaciones siempre suelen ir en torno a la calidad/precio y es por ello que nuestros clientes quedan muy satisfechos.

Vamos a poneros varios ejemplos de marcas que solemos instalar en función de su precio y calidad:

  • MITSUBISHI: Esta marca es de las más caras, pero porque su fiabilidad, duración, calidad y rendimiento lo merecen. Sus precios se estiman en:
  • SPLIT DE PARED: Va desde los 530,80€ con unas 2.150 FRIG hasta los 1.757,00€ con 6.880 FRIG.
  • SPLIT DE CONDICTOS: Va desde los 1.659,00€ con unas 6.106 FRIG hasta los 3.500,00€ con 11.696 FRIG.
  • CARRIER: Con esta marca nos aseguramos una buena calidad a un precio muy reducido:
  • SPLIT DE PARED: Va desde los 493,00€ con unas 2.150 FRIG hasta los 1.166,35€ con 6.880 FRIG.
  • SPLIT DE CONDICTOS: Va desde los 859,10€ con unas 6.106 FRIG hasta los 2.318,15€ con 11.696 FRIG.
  • HISENSE: Esta marca es muy económica, a pesar de ello también ofrece buenos resultados:
    • SPLIT DE PARED: Va desde los 332,92€ con unas 2.150 FRIG hasta los 838,61€ con 5.590 FRIG.
    • SPLIT DE CONDICTOS: Va desde los 1.202,04€ con unas 4.558 FRIG hasta los 2.500,00€ con 14.550 FRIG.

Y de modo genérico el precio de instalación suele girar en torno a los 200€ para uno de pared y en torno a los 500€ para uno de conductos. Os invito a preguntar presupuestos sobre aerotermia para el uso de fancoils ya que son casos más específicos, pero con unos rendimientos muy altos en cuanto a eficiencia energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *