Como instalar un aparato de aire acondicionado

Hoy os vamos a explicar cómo se debe realizar una instalación de un aparato de aire acondicionado en tu hogar. Con nociones básicas de bricolaje, fontanería, electricidad y esta guía, la instalación de tu aire acondicionado puede resultar sencilla. siempre recomendamos que esta tarea la realice un profesional y para potencias entre 5 y 70 kw es necesaria una memoria técnica.

Hay que tener en cuenta que cualquier aire acondicionado tipo split posee una unidad interior y exterior. La unidad exterior toma o cede calor al exterior de forma que transmite un fluido refrigerante a una temperatura adecuada a la unidad interior que toma o cede calor al interior. Para este proceso estas deben estar interconectadas mediante una línea frigorífica y un cable de comunicación. La alimentación eléctrica para su funcionamiento se realiza a través de la unidad exterior. nAntes de comenzar, conviene saber que tipo de aire acondicionado queremos instalar y conocer el manual de instalación. En este artículo se detalla el proceso de forma genérica.

MATERIALES NECESARIOS PARA REALIZAR UNA BUENA INSTALACI’ON DE AIRE ACONDICIONADO

– Aparato de aire acondicionado tipo split (unidad interior, unidad exterior y mando)
– Línea frigorífica (tubo de cobre aislado 1/4” para líquido y 3/8” para gas)
– Espuma filtrante
– Espuma de poliuretano
– Tubo de PVC de 65 mm de diámetro
– Tubo de goma
– Tacos de 6 mm de diámetro
–  Tirafondos de 4 x 70 mm
– Cable de interconexión apantallado 4×1,5 mm2
– Canaleta de plástico

HERRAMIENTAS

– Taladro eléctrico
– Broca para hormigón de 6 y 22 mm de diámetro aprox.
– Tuercetubos
– Cortatubos
– Abocardador
– Martillo y cincel
– Escalera y equipos de protección
– Bomba para purgar el circuito frigorífico

PASOS DE INSTALACIÓN  DE APARATO DE AIRE ACONDICIONADO

1. Elegir la ubicación para instalar la unidad interior. Se recomienda evitar la luz directa del sol y que haya 30 cm libres alrededor del aparato. También debe estar a una altura de unos 2,2 m teniendo en cuenta que el aire frío suele descender. Hay que elegir un lugar donde no haya paso de otras tuberías y se soporte el peso del equipo.

2. Colocar el soporte del aparato en la pared. Se nivela previamente los puntos de fijación con un lápiz tanto vertical como horizontalmente. Se realizan los taladros con una broca de hormigón del mismo diámetro que el de los tacos y tirafondos. Con ayuda del martillo se introduce el taco de expansión y se atornillan los tirafondos para fijar la placa a la pared.

3. Realizar el orificio (de unos 65 mm de diámetro) en la pared por donde van a pasar los tubos de conexión con la unidad exterior. Para ello se taladra con una broca larga que permita traspasar la pared. Se intentará que el orificio tenga una ligera inclinación y la unidad interior quede por encima de la exterior. Esto favorece la condensación del aparato. Se remata con la ayuda de un cincel y martillo.

4. Pasar un tubo de PVC de 65 mm de diámetro para canalizar los cables eléctricos y los tubos de refrigeración y drenaje. Este irá desde la unidad interior hasta el lugar donde se coloque la unidad exterior, teniendo en cuenta que por dentro va el tubo de cobre aislado, el cable de 4×1,5 mm2 y el tubo de goma. Pasar dichos cables y tubos por el tubo de PVC.

5. Colgar la unidad interior en el soporte realizando la correcta sujeción.

6. Escoger un lugar adecuado para la unidad exterior manteniendo una distancia de 30 cm alrededor del ventilador. Instalar una canaleta en la fachada que esconderá el cable y los tubos. Para conectar los tubos con el condensador exterior habrá que hacer unas prolongaciones. Para ello, deberemos ensanchar los extremos de los tubos de cobre con un abocardador.

Seguidamente hay que hacer un sifón en el tubo de aspiración para evitar el retorno de líquido al compresor cuando se detenga. Para ello hay que utilizar un tuercetubos porque si se hace con las manos puede obturarse. Una vez hecho esto, se enrosca al conducto de gas apretando bien la tuerca con dos llaves inglesas. Se hace lo mismo con el otro tubo que va al conducto del líquido refrigerante. Una vez realizados los dos empalmes de los tubos de cobre, se forran con una manguera aislante que los protegerá de la intemperie. Ya se puede introducir el cable eléctrico y los dos tubos en la canaleta y ajustar la tapa. Ahora se conecta mediante los empalmes de los tubos, la unidad exterior, enroscando la tuerca primero con la mano y apretando fuerte después con las dos llaves. Ha llegado el momento de hacer las conexiones eléctricas. Se introduce cada polo en su borne correspondiente y se aprietan con el atornillador eléctrico. Una vez hecho esto, hay que purgar los tubos, es decir, vaciarlos de aire para que el líquido refrigerante no tenga burbujas y pueda circular sin problemas. Para ello se utiliza la bomba de vaciado. Seguidamente se puede comprobar que el aparato funciona correctamente. Como remate hay que sellar alrededor del tubo de PVC con espuma de poliuretano para evitar filtraciones. Una vez seco, cortar con cúter el sobrante de espuma y pintar encima con el color de la fachada para que quede bien disimulado.

Con esto el equipo quedaría totalmente instalado y funcionando. El proceso de instalación es algo extenso pero puede realizarse con herramientas cotidianas. Es muy importante seguir las instrucciones del fabricante que se recogen en el manual de instalación para conocer exactamente las conexiones de los equipos. Si necesita que le instalemos un aparato de aire acondicionado en su hogar o empresa contacte con nosotros y le ofreceremos una instalación eficiente que aporte gran confort y el mínimo coste en su factura. En Garcigas somos especialistas en Aire acondicionado, Fotovoltaicas, Calefacción, Aerotermia, Calefacción, Instalaciones de Gas Natural y Suelo Radiante.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *