fbpx

La energía fotovoltaica es hoy una realidad que cada día va teniendo más y más incidencia tanto en particulares como en empresas. La razón, además de una mayor conciencia en pro del planeta y la utilización de energías limpias y renovables, es la derogación del impuesto al sol, así como también la aparición del Real Decreto-Ley 15/2018. Con esos cambios se abrieron las puertas para impulsar el autoconsumo de forma responsable y mucho más justa.

El impulso de la energía fotovoltaica

Sin lugar a dudas, la energía fotovoltaica y el auto consumo responsable ha tenido un auge importante en el último año. No es de extrañar dicho impulso, tomando en consideración la derogación del impuesto del sol a través del Real Decreto-Ley 15/2018. Adicionalmente, el Real Decreto de fecha 5 de abril 2019 también incluye importantes novedades que han tenido un gran impacto en el uso de esta energía limpia y renovable, incluso en personas particulares.

Una de las novedades más importantes reflejadas en dicho decreto indica que se establecen dos tipos diferentes de auto-consumidores. Por un lado, están aquellos que deciden ceder parte del excedente a la red externa y por el otro están aquellos que deciden no hacerlo.

Un aspecto interesante es que aquellas personas que decidan ceder el sobrante, recibirán interesantes compensaciones al respecto. Anteriormente esta opción no era factible.

Otro de los cambios más importantes que fomentan la energía fotovoltaica es la posibilidad de optar por un autoconsumo compartido. En otras palabras, toda la comunidad puede unirse para abastecerse de este tipo de energía; para ello pueden establecerse asociaciones de vecinos a quienes se permita optar por una planta de generación común para abastecer a toda la comunidad.

La energía fotovoltaica en el futuro

Se espera que el impulso o auge que ha tomado este tipo de energía renovable no solo se mantenga, sino que más bien se incremente durante los próximos años. De hecho, algunas estadísticas muestran un incremento de hasta del doble en cada año. Es decir, cada vez más personas y empresas muestran su interés por generar su propia energía.

En este sentido, la posibilidad de recibir compensaciones al donar a la red externa la energía sobrante ha sido un punto clave.

El cambio en la rentabilidad de este tipo de energía ha sido más que evidente y se ha visto reflejado en el nuevo florecimiento de la industria. El número de empresas españolas dedicadas a la fabricación y comercialización de las placas solares ha tenido un importante auge durante el año 2019 y lo que va del 2020.

La energía fotovoltaica es una realidad que cada día toma más y más fuerza. Las políticas adecuadas han permitido el auge del autoconsumo responsable y además ha permitido que vuelva a tomar fuerza un sector empresarial importante para el país.

¿Te gustaría generar tu propia energía limpia y renovable? Aquí puedes pedirnos presupuesto 

WhatsApp chat