info@garcigas.es

SEGURIDAD EN INSTALACIONES FOTOVOLTAICA

Para comenzar a hablar de prevención de riesgos laborales a la hora de realizar una instalación fotovoltaica, conviene comenzar describiéndose los riesgos asociados a trabajos en cubierta o tejados con placas. Estos son:

  • Caídas al mismo nivel por manipular objetos pesados de grandes dimensiones
  • Caídas desde lo alto, a distinto nivel por trabajar en tejados
  • Proyección de fragmentos y partículas, ya que se perforan elementos al realizar estructuras
  • Golpes y cortes por el uso de herramientas
  • Atrapamientos en zonas de difícil acceso u obstáculos
  • Caída de objetos por encontrarnos en cubierta
  • Contactos eléctricos ya que se pueden producir descargas de gran amperaje
  • Estrés térmico por estar en cubierta sin sombra generalmente
  • Radiaciones no ionizantes
  • Contaminación por perforaciones en cubierta y pintura
  • Sobreesfuerzos, posturas forzadas y movimientos repetitivos

Conocidos los riesgos asociados se procede a tener en orden todos los documentos necesarios para asegurar la seguridad y salud de los trabajadores. Estos son:

  • Contrato del trabajo que se va a realizar
  • Proyecto o memoria de instalación según proceda
  • Estudio básico o estudio de seguridad y salud
  • Apertura del centro de trabajo
  • Formación e información de los trabajadores
  • Seguros y alta del trabajador

Tras esta pequeña introducción se describen las medidas preventivas o sistemas de seguridad tanto individuales como colectivas que permiten acometer los riesgos anteriormente mencionados a la hora de trabajar en un tejado con paneles solares. Previamente se habría de realizar un replanteo para comprobar la colocación de estas y eliminar todos los daños posibles mediante acciones técnicas.

MEDIDAS DE PREVENTIVAS

SEÑALIZACIÓN Y DELIMITACIÓN DE LA ZONA: La primera barrera contra los riesgos, es informar y avisar. Son fundamentales para dar a conocer los riesgos presentes, limitarlos y poder evitarlos.

Señales de advertencia
Señales obligatorias
Señales de prohibición

EQUIPOS DE PROTECCIÓN Y PREVENCIÓN COLECTIVOS:

Son fundamentales para realizar trabajos en altura y aminorar riesgos. Algunos de ellos son:

– Sistemas de barandillas: permiten que los trabajadores cuenten con barreras para evitar caídas y delimitar el perímetro de trabajo. También se incluyen en este apartado las cintas delimitadoras, vallas, pivotes, etc.

Sistemas de redes de seguridad o plataformas: Su función es evitar tanto la caída de objetos como de trabajadores a distinta altura. Se sitúan en lugares conflictivos y susceptibles de desajuste vertical.

–Sistemas de detención de caídas, arnés, líneas de vida permanentes y desmontables: Permiten descuelgues verticales, trabajo en bordes y aseguramiento en el caso de producirse una caída. Deben colocarse de acuerdo a las instrucciones del fabricante y comprobar su caducidad y homologación.

– Medios auxiliares de elevación y andamios para acceso a lugares de instalación. Permiten la elevación y reducen el riesgo por caída o ascenso. Es compatible con otras medidas de seguridad y deben utilizarse de acuerdo a las indicaciones.

EPIS: Son la última barrera para evitar un daño, por este motivo son fundamentales pero deben entrar en acción lo menos posible. Es muy importante portar el equipo de protección personal (EPP), el cual se conforma:

1. Protectores de oídos en el caso de contaminación acústica o empleo de maquinaria ruidosa

2. Protectores de ojos y de cara. Gafas y casco empleados cuando se manipulan alambres en los procesos de cargas, soldaduras, cortes de acero, perforación o manipulación de pistolas grapadoras y herramientas con riesgos de proyección de partículas.

3. Protectores de las vías respiratorias y mascarilla, cuando hay muchas partículas.

4. Protectores de manos y brazos. Deben usarse guantes aislantes y chalecos visibles durante la manipulación de circuitos eléctricos, así como material cortante y caliente.

5. Calzado de seguridad. Frente a la caída de objetos, aplastamiento de la parte anterior al pie y caídas al resbalarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *